Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Noticias

Chino en el vermont.png


Este próximo 15 de agosto, el Vermont School de la ciudad de Medellín se convertirá en la primera institución educativa en implementar el idioma mandarín como tercera lengua dentro de su programa de estudio, donde el ICM participará como coordinador académico de este nuevo programa escolar. 

“Nos damos cuenta de que el bilingüismo ya no es un valor añadido a la vida profesional y laboral de una persona, sino que ya es un elemento que todo el mundo debe tener, es un deber ser de un profesional de alto nivel. Teniendo eso en cuenta, tener un tercer idioma se convierte en una herramienta muy importante y relevante para nuestros estudiantes y por eso lo vemos como una necesidad en el proceso formativo”, señala Telmo Peña Amaya, rector del Vermont School de Medellín.

El programa de chino-mandarín se espera introducir gradualmente bajo la metodología académica del Instituto Confucio, que aporta la experiencia de sus profesores de origen chino para la iniciación en vocabulario, fonética, caracteres y conversación, todo esto mediante recursos didácticos que permiten el mayor entendimiento de la lengua. Inicialmente, el curso de chino mandarín en el colegio estará dirigido a los estudiantes de los grados cuarto, quinto y sexto (donde se espera una participación de 90 a 100 niños) y de manera progresiva en los próximos años la enseñanza se extenderá hasta llegar al grado doce que ofrece esta institución. 

El deseo del Vermont School es el de que sus estudiantes puedan explorar las grandes posibilidades que tiene Oriente y desarrollar el interés por la cultura y la visión que se tiene en Asia, que es tan distinta a la occidental, y puedan tener una perspectiva más clara de las posibilidades que ofrece. 

Este gran paso del ICM en la formación de las nuevas generaciones en el idioma y la cultura china, demuestra que la población antioqueña cada vez más entiende el protagonismo que viene teniendo China, y el incremento que viene presentando en lo económico y en lo político, proyectándose a ser la primera economía del mundo. El Instituto Confucio de Medellín está preparando a la próxima generación de líderes colombianos y antioqueños para poder entender la cultura, hablar el idioma y tener unas relaciones que brinden un mutuo beneficio para ambos países.